Politica

Lucho Molina candidato a la alcaldía de Lima por Avanza País, escuchó la voz de Gamarra

Lucho Molina, precandidato de Avanza País a la alcaldía de Lima, dentro de su programa “Lucho Escucha”, se reunió con destacados empresarios del emporio comercial de Gamarra (La Victoria), tomando nota de sus principales problemas y pedidos.

El líder del Tren del Progreso recorrió diversos jirones y calles del emblemático emporio comercial y recibió el saludo de los comerciantes y del público en general.

Entre los principales requerimientos de los empresarios resaltaron la necesidad de establecer orden, sostenibilidad, seguridad, aligerar los accesos al emporio, solucionar el problema de los miles de ambulantes que a diario se dan cita en el lugar, apoyar decididamente la reactivación económica y la lucha contra la corrupción.
Participaron en la reunión el conocido empresario y pionero de Gamarra, Diógenes Alva, la señora Silvia Espinoza, Presidenta de la Asociación de Empresarios de Gamarra; Américo Chávez, exregidor y empresario; César Ibarra, precandidato de Avanza País a la alcaldía de La Victoria, entre otros.

Lucho Molina tomó nota de los planteamientos de los empresarios y adelantó que de llegar a la alcaldía de Lima trabajará en coordinación directa con los 42 alcaldes de la gran Lima y de la mano con los empresarios de Gamarra, quienes en conjunto generan trabajo y pagan importantes impuestos.

Tanto Diógenes Alva como Silvia Espinoza manifestaron la preocupación que significa el abandono en que se encuentran avenidas principales como Aviación, 28 de Julio, Huánuco. Dijeron que la Municipalidad de Lima las ha olvidado, perjudicando el acceso al emporio comercial.

Informaron que este centro comercial alberga a unos 80 mil empresarios emprendedores, destacando el rubro de los textileros, entre otros. En promedio medio millón de personas visitan diariamente Gamarra.

Fuente: La Noticia Multimedia

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba