Politica

Karelim López ratificó que Pedro Castillo es cabecilla de una organización criminal junto a exministro Juan Silva y sus sobrinos

La empresaria Karelim López se presentó ante la Comisión de Fiscalización del Congreso de la República para declarar sobre los presuntos hechos ilícitos de vulneración de transparencia en la actuación del cargo del presidente Pedro Castillo y el exsecretario del Despacho Presidencial, Bruno Pacheco.

Como se recuerda, la empresaria había sido citada en calidad de investigada, por lo que declaró esta mañana ante los legisladores. Se le preguntó si ratificaba que el presidente Pedro Castillo era parte de la organización criminal y no dudó en hacerlo:

“Sí, corroboro y ratificó que el señor presidente maneja esa organización y la maneja con su exministro (Juan Silva), la ha manejado siempre, y obviamente de la mano de sus sobrinos, que se ha probado”, expresó.

Karelim López declaró con base en todo lo que ya había mencionado a la Fiscalía, en su calidad de corroboradora eficaz, un puesto que dejó en claro que no quiere perder. Del mismo modo, hizo énfasis en que dice la verdad.

“Mis declaraciones no han sido declaraciones porque, como señor presidente, me han pagado. A mí nadie me ha pagado, yo no tengo vínculos con nadie”, señaló.

“Yo estoy aquí por voluntad, a pesar de que mi familia está corriendo peligro, a pesar de que ha sido amenazada. Yo soy la única de todos los que están inmiscuidos que está dando la cara desde el día cero y que no me daba miedo decir y señalar la verdad, cosa que se está probando”, agregó.

Así, una vez más ratificó que Pedro Castillo “es el cabecilla y él es aquel quien da las órdenes”, señaló.

EL PAPEL DE JUAN SILVA

López señaló al exministro de Transportes y Comunicaciones, Juan Silva, como el ejecutor de las órdenes del mandatario. Esto dejaría en claro que el propósito de la organización criminal en el MTC era beneficiarse lo más posible de las obras públicas.

Asimismo, señaló que la participación del exministro en las actividades delictivas ha sido también corroborado por un segundo colaborador eficaz, quien habría dado detalles de hechos que ella conoce a través de un amigo. “(…) a raíz de ver la desesperación de un amigo y llorar desesperado porque él no estaba inmiscuido en esto”, dijo. Ese amigo sería Bruno Pacheco.

“Ese amigo que tenía miedo, ese amigo que tenía miedo (a) irse, ese amigo no sabía qué hacer, ese amigo que no sabía cómo denunciar, se llama Bruno Pacheco. Yo no he acusado a Bruno Pacheco de nada que no me conste. He señalado que él no podía hablar, he señalado que él ha estado en una posición que yo me imagino, él le llama lealtad”, expresó.

“A mí no me une nada él (Pedro Castillo), ni he tenido ningún vínculo con él. Así que estoy diciendo la verdad”, recalcó la empresaria.

Karelim López detalló una reunión en el mes de noviembre, después del allanamiento de las viviendas de Bruno Pacheco y la suya. En ese momento, el motivo del encuentro era para intentar callar a Pacheco, quien aparentemente ya estaba listo para declarar.

Participaron el actual premier y entonces ministro de Justicia, Aníbal Torres, exministro de Defensa, Walter Ayala, y fue organizada por Roosevelt Oblitas Paredes, sobrino del mandatario y quien “está encargado de todo lo que es la CIA, la DEA, la investigación y todo lo que tiene que ver con la inteligencia para manejar, asustar, amedrentar, a la gente”.

“(Aníbal Torres dijo) que Bruno (Pacheco) tenía que irse fuera del país, que ellos lo iban a controlar todo, que no habría problema, que el congreso lo tenían controlado. Obviamente que eso lo sabíamos porque tenían a Acción Popular, con ‘Los Niños’, que es algo que también se va a seguir cobrando con los hechos, con la investigación fiscal”, declaró.

Sin embargo, la empresaria detalla que el exsecretario del Despacho Presidencial se negó a huir del país.

“Se negó a ese hecho, créame, yo estuve presente. Se negó, en ese momento él tenía toda la intención. No sé qué pasó más, porque el día que yo me presenté en la fiscalía y le dije ‘vamos a decir la verdad’ Bruno no tuvo más contacto conmigo”, dijo.

ZAMIR VILLAFUERTE COMO BRAZO DERECHO

Por otro lado, Karelim López detalló que Zamir Villaverde era el “el brazo derecho ejecutor, al que en verdad deberían llamar lobbista (era) el que encuentra a las empresas”.

“En el minuto cero, cuando la prensa, durante 3 meses, me destripó, hizo de mi vida lo que quiso, puso la vida de mi vida de mis hijos en riesgo, nadie decía nada de Zamir Villafuerte. Nadie decía nada del señor porque estaba empoderado, porque al presidente le interesaba que destruyeran a Bruno Pacheco y a Karelin López, porque no tenían nada detrás de nosotros”, declaró.

Fuente: Infobae

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba