Actualidad

Keiko Fujimori y Mark Vito Villanella: su historia, polémicas y una obsesión por el poder que terminó por separarlos

Keiko Fujimori Higuchi anunció a través de sus redes sociales su separación de Mark Vito Villanella tras 18 años de matrimonio. La lideresa de Fuerza Popular indicó que el fin de su relación amorosa se dio en los mejores términos y “reafirmando nuestro compromiso de seguir educando y sosteniendo con mucho amor a nuestras hijas”. Además sostuvo que guardarán estricta reserva sobre el tema y “no haremos ningún comentario adicional”.

La historia de la pareja se inició en Estados Unidos en el 2002. Keiko viajó a Nueva York para estudiar una maestría en la Universidad de Columbia. En varias ocasiones Mark Vito contó que él se enamoró de la lideresa de Fuerza Popular a primera vista. “Yo la miré bajando las escaleras de Columbia Business School, estaba con su hermana y le miré y me paré ahí, mirándole”, dijo.

“Le pregunté qué hace por aquí, que no la he visto, dice que estaba aplicando a la maestría, (le dije) yo soy estudiante, yo puedo ayudarle”, agregó Mark.

En el programa de Magaly Medina, Keiko reveló que confió en él y le dio el número de celular de su hermana a pesar que en ese tiempo, por seguridad, no lo podía hacer.

Posteriormente, él la llamó y quedaron en cenar. La hija de Alberto Fujimori le cocinó puré con asado y lo conquistó.

Dos años después se casaron el 13 de julio de 2004 en una boda celebrada en el distrito de Miraflores y oficiada por el arzobispo Juan Luis Cipriani Thorne.

Después de la boda regresaron a Nueva York, donde Keiko comenzó una maestría en administración de empresas (MBA) en la Columbia Business School de la Universidad de Columbia. En ese momento, no tenía ninguna intención de regresar a su país y tener una carrera profesional allí. Sin embargo, la pareja regresó a Perú, donde Villanella obtuvo la ciudadanía peruana y se convirtió en propietario de una empresa de bienes raíces. La primera hija de la pareja, Kyara Sofía, nació en 2007 y la segunda, Kaori Marcela, en 2009.

POLÍTICA Y CORRUPCIÓN

En el 2006, Keiko Fujimori postuló al cargo de congresista refundando el partido de su padre, que en esos momentos ya estaba preso, con el nombre Alianza por el Futuro. Fue la congresista más votada ese año con más de 600 mil votos y teniendo el apoyo de su pareja, quien la acompañaba a todas sus giras. Luego postuló en tres ocasiones a la presidencia de la República, el 2011, 2016 y 2021, pero no logró su ascenso al poder debido a las denuncias que mellaron en su imagen política y generando rechazo entre una gran parte de los peruanos.

La pareja tuvo que enfrentar problemas legales cuando Keiko Fujimori fue acusada de recibir dinero ilegal por parte de Odebrecht en su campaña presidencial en el 2011 y de liderar una “organización criminal dentro del partido Fuerza 2011″ por el que fue encarcelada por varios meses el 10 de octubre de 2018.

“Esto se llama persecución política […] sin pruebas en mi contra, estoy privada de mi libertad, con la cabeza en alto y el espíritu intacto”, escribió en Twitter.

Siete días después fue liberada, pero el 31 de octubre nuevamente se ordenó prisión preventiva de tres años por cargos de lavado de activos y “alto riesgo de fuga” ordenado por el juez Richard Concepción Carhuancho.

El 28 de enero de 2020, el juez Víctor Zúñiga Urday volvió a imponerle un mandato de prisión preventiva en su contra por nuevamente presuntos cargos de lavado de activos provenientes de la empresa Odebrecht por quince meses en la cárcel, pero la Segunda Sala Penal de Apelaciones Nacional Permanente Especializada en Crimen Organizado revocó la medida y salió en libertad bajo fianza el 5 de mayo del mismo año.

POLITICA SUDAMÉRICA PERÚ LATINOAMÉRICA INTERNACIONAL

Uno de los momentos que más captó la atención de la prensa y de las redes sociales fue cuando Mark Vito inició una huelga de hambre en los exteriores del penal anexo Mujeres de Chorrillos. Fueron 12 días que Vito Villanella no probó alimento alguno y se quedó instalado en una carpa donde diariamente daba entrevistas pidiendo la libertad de su esposa.

“Voy a tener huelga de hambre hasta que tenga a mi esposa en mis brazos y podamos ir a la casa juntos para recibir a nuestras hijas y tener la primera cena… Mis hijas me han dicho que no me preocupe y siga en mi lucha”, dijo en una entrevista a RPP Noticias.
Esta huelga de hambre afectó su salud y tuvo que ser trasladado hasta el hospital. “Ha bajado su glucosa por el propio hecho que no ha estado alimentándose y no quiere rehidratante oral. Le he pedido que reflexione por su salud y la angustia que vive Keiko, que ya tiene el problema de estar presa”, dijo la excongresista Milagros Salazar.

ELECCIONES Y FIN DE SU MATRIMONIO

A su salida de la cárcel, Keiko Fujimori comunicó que se alejaría de la política por pedido explícito de su esposa y sus hijas, pero meses después anunció que postularía a las elecciones presidenciales, generando una nueva división política en el país.

Mark Vito la acompañó en este nuevo andar político, pero esta situación también habría generado un quiebre en su relación personal, debido a que los procesos judiciales seguían su curso y abrumaban a la pareja.

Con la derrota en las elecciones del 2021 ante Pedro Castillo, Keiko hizo un alto en su labor política y se dedicó a su familia, pero tal parece que el cansancio y el agotamiento terminó por romper definitivamente la relación amorosa.

Fuente: Infobae

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba